El 27 de Diciembre, voluntarios de la Bolsa de Caridad "Jesús de las Penas" en nombre de nuestra Hermandad han hecho entrega de un lote de alimentos (consistente en 200 litros de aceite y 200 kilos de arroz), a las Hijas de la Caridad del Comedor Benéfico de San Vicente de Paúl, en la calle Aniceto Sáez (Pumarejo), que en las personas de las hermanas Sor Esperanza y Sor Teresa se hicieron cargo de esta donación, y nos ofrecieron el testimonio de su gratitud hacia nuestra querida Hermandad.

Hoy hemos podido disfrutar de la compañía de los hermanos más pequeños de la Hermandad que, respondiendo a la llamada de la Diputación de Formación, han acudido para pasar una mañana bajo el lema “Conoce la Navidad con tu Hermandad”.

Alrededor de las 10:00 se iniciaba la jornada con un desayuno en la casa hermandad, al que asistió cariñosamente nuestro párroco D. Pedro Arenal.

Continuando la mañana se realizaron visitas a los belenes de Santa Rosalía (organizado por los voluntarios de la Asociación de Donantes de Órganos), Caixa del Pasaje de Villasís, Hermandad del Valle en la Anunciación, y Hermandad de los Panaderos
en la capilla de San Andrés.

 

 

Posteriormente presenciamos una actuación de cuentacuentos organizadas por el Distrito Centro del Ayuntamiento de Sevilla, en la plaza de la Gavidia, en la que tomaron papel destacado algunos de nuestros pequeños hermanos.

 

Finalizó la jornada con un taller de elaboración de felicitaciones navideñas en la casa hermandad, donde los peques realizaron felicitaciones que fueron colgadas en el árbol de Navidad del Bar de la Casa Hermandad, y felicitaciones para sus respectivas casas.



Y como todo ello no tendría sentido sin el Señor de las Penas y su Bendita Madre de los Dolores se despidieron todos los asistentes rezando en la capilla ante nuestros Amantísimos Titulares.

Estimados Hermanos,

Vuelvo a contactar con vosotros, en primer lugar, para desearos una Feliz Navidad y que el próximo año venga cargado de buenos momentos para todos.

Pero el objeto de esta carta es también el de solicitaros, en la medida de vuestras posibilidades, una contribución para las obras asistenciales que está organizando la Bolsa de Caridad “Jesús de las Penas” para estas fiestas Navideñas.

 

La Diputación de Formación pone a disposición de los hermanos la Catequesis sobre el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.

Presentación

Para dar razón de nuestra fe.

Formación en la fe con el Compendio del Catecismo de la Iglesia Católica.

La vida bautismal implica un proceso permanente de conversión al Evangelio de Jesucristo, que se desarrolla en relación con las distintas situaciones y acontecimientos que configuran la vida de la persona. En este dinamismo se inscribe la formación cristiana, bien sea como catequesis fundante, bien como formación permanente.

Precisamente para responder a la formación permanente de los cristianos adultos, la Subcomisión de Catequesis de la Conferencia Episcopal ha preparado esta guía de estudio, para uso personal o de grupo, siguiendo el Compendio del Catecismo de ta Iglesia Católica. Con ella, se propone ayudar a la lectura de dicho documento de la fe, no de sustituirlo, y, así, provocar un diálogo entre la fe que nos propone la Iglesia y la vida del cristiano. Pretende desarrollar una comprensión sistemática y orgánica del conjunto de la fe; dar a conocer el lenguaje común de la fe que recibimos de la Iglesia e impulsar, con la ayuda del Espíritu Santo, una forma de vivir los acontecimientos y situaciones, la vida personal, familiar y social, iluminada y orientada por la experiencia cristiana.

Ofrecemos, pues, este sencillo instrumento a los grupos de formación cristiana y también a todo aquel que personalmente quiera seguir un itinerario que le ayude a ahondar en la fe que la Iglesia celebra y vive, y que es fuente de salvación para todos los hombres.

Mons. D. Javier Salinas, Obispo de Tortosa. Presidente de la Subcomisión Episcopal de Catequesis

 

Descarga catequesis nº1

Descarga catequesis nº2

Descarga catequesis nº3

Descarga catequesis nº4

Descarga catequesis nº5

Descarga catequesis nº6

Descarga catequesis nº7

Descarga catequesis nº8

Descarga catequesis nº9

Descarga catequesis nº10

Descarga catequesis nº11

Descarga catequesis nº12

Descarga catequesis nº13

Descarga catequesis nº14

Comunicaciones de la Parroquia

Informamos a todos los hermanos que el próximo viernes 21 de este mes, a las 20:30 después de la misa parroquial, habrá un acto penitencial.

Así mismo comunicamos que el lunes día 24 es Nochebuena y por ello habrá Misa del Gallo y no de Hermandad.  Invitamos a todos los hermanos a la asistencia a ambas celebraciones en la parroquia.

La primera entrega del presente ejercicio de la Acción Social Conjunta de las HH. del Lunes Santo tendrá lugar el próximo sábado, día 22 de diciembre, organizado en esta ocasión por la Hermandad de Santa Marta.

A las 10:00 de la mañana en la Iglesia de San Andrés se celebrará la Santa Misa y posteriormente se hará entrega de la aportación de estas Hermandades a la institución elegida en esta ocasión, teniéndose posteriormente un desayuno de confraternidad entre los cofrades de las nueve corporaciones del día. Recordamos la invitación para acudir a este encuentro cofradiero a todos los hermanos que lo deseen.

 

Aprovecho las nuevas tecnologías y la creación de nuestra página web para que todos los hermanos puedan estar informados de las distintas actividades que se van a ir desarrollando por esta diputación.

 

Con el lema "Conoce la Navidad con tu Hermandad" se ha publicado en el boletín de adviento la primera convocatoria del grupo infantil, para desde su más tierna infancia vayan creando un vínculo de unión con nuestro Señor Jesucristo y su Bendita Madre, a través de la hermandad de la que forman parte. Y poco a poco crear una gran familia de hermanos consolidada como de la que actualmente los jóvenes y mayores disfrutamos.

 

Por eso el sábado 22 de diciembre, a las 10.00 de la mañana, están invitados todos los niños entre 5 y 12 años para un desayuno en la Casa Hermandad, pequeña charla de Navidad y visita de belenes, si la metereología nos lo permite.

María Jesús Pozo Morón, Diputada de Formación

(Lc 3,10-18)

En aquel tiempo, la gente preguntaba a Juan: «Pues ¿qué debemos hacer?». Y él les respondía: «El que tenga dos túnicas, que las reparta con el que no tiene; el que tenga para comer, que haga lo mismo». Vinieron también publicanos a bautizarse, y le dijeron: «Maestro, ¿qué debemos hacer?». Él les dijo: «No exijáis más de lo que os está fijado». Preguntáronle también unos soldados: «Y nosotros, ¿qué debemos hacer?». Él les dijo: «No hagáis extorsión a nadie, no hagáis denuncias falsas, y contentaos con vuestra soldada».

Como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego. En su mano tiene el bieldo para limpiar su era y recoger el trigo en su granero; pero la paja la quemará con fuego que no se apaga». Y, con otras muchas exhortaciones, anunciaba al pueblo la Buena Nueva.

 

 

Comentario

Hoy la Palabra de Dios nos presenta, en pleno Adviento, al Santo Precursor de Jesucristo: san Juan Bautista. Dios Padre dispuso preparar la venida, es decir, el Adviento, de su Hijo en nuestra carne, nacido de María Virgen, de muchos modos y de muchas maneras, como dice el principio de la Carta a los Hebreos (1,1). Los patriarcas, los profetas y los reyes prepararon la venida de Jesús.

Veamos sus dos genealogías, en los Evangelios de Mateo y Lucas. Él es hijo de Abraham y de David. Moisés, Isaías y Jeremías anunciaron su Adviento y describieron los rasgos de su misterio. Pero san Juan Bautista, como dice la liturgia (Prefacio de su fiesta), lo pudo indicar con el dedo, y le cupo —¡misteriosamente!— hacer el Bautismo del Señor. Fue el último testigo antes de la venida. Y lo fue con su vida, con su muerte y con su palabra. Su nacimiento es también anunciado, como el de Jesús, y es preparado, según el Evangelio de Lucas (caps. 1 y 2). Y su muerte de mártir, víctima de la debilidad de un rey y del odio de una mujer perversa, prepara también la de Jesús. Por eso, recibió él la extraordinaria alabanza del mismo Jesús que leemos en los Evangelios de Mateo y de Lucas (cf. Mt 11,11; Lc 7,28): «Entre los nacidos de mujer no hay nadie mayor que Juan Bautista». Él, frente a esto, que no pudo ignorar, es un modelo de humildad: «No soy digno de desatarle la correa de sus sandalias» (Lc 3,16), nos dice hoy. Y, según san Juan (3,30): «Conviene que Él crezca y yo disminuya».

Oigamos hoy su palabra, que nos exhorta a compartir lo que tenemos y a respetar la justicia y la dignidad de todos. Preparémonos así a recibir a Aquel que viene ahora para salvarnos, y vendrá de nuevo a «juzgar a los vivos y a los muertos».

María Jesús Pozo. Diputada de Formación

 

Informamos a todos nuestro hermanos que la misa del próximo lunes 17 a las 20:00 horas, será oficiada por nuestro director espiritual N.H.Rvdo.D. Manuel Ruiz Martín, en acción de gracias al Señor de las Penas y a todos los hermanos por sus oraciones elevadas para su recuperación de la operación de trasplante.

 

Además comunicamos que las intenciones de la misa serán por el eterno descanso de D. Mariano Velasco, cuñado de N.H.D. Antonio Pineda y hermano de Nª.Hª.Dª Marisa Velasco, fallecido el pasado lunes. Descanse en paz.

(Lc 3,1-6)

En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: «Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas; todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos. Y todos verán la salvación de Dios».

 

Comentario

Hoy, la Iglesia se propone la contemplación de las palabras proféticas de Isaías que se refieren al Precursor del Señor, Juan Bautista, el cual se dio a conocer en el río Jordán anunciando la salvación de Dios. Él tenía la misión de abrir rutas, aplanar caminos, allanar montañas, convertir los terrenos escabrosos en valles frondosos. También ahora a los cristianos se nos pide —sin ningún miedo al mundo actual— trabajar apostólicamente para que todos puedan vislumbrar la salvación que sólo viene de Dios por Jesucristo.

Tenemos muchas hondonadas para rellenar, muchos caminos para allanar, muchas montañas para trasladar. Quizá son tiempos difíciles, pero no nos faltarán los medios si contamos con la gracia de Dios. Seremos precursores en la medida en que vivamos cerca del Señor y entonces se cumplirán aquellas palabras de la Carta a Diogneto: «Lo que es el alma para el cuerpo, así son los cristianos dentro del mundo». Naturalmente, hemos de amar de todo corazón este mundo en el que vivimos, como decía un personaje de una novela de Dostoiewski: «Amad a toda la creación en su conjunto y en sus elementos, cada hoja, cada rayo, los animales, las plantas. Y amando comprenderéis el misterio divino de las cosas. Y una vez comprendido acabaréis por amar el mundo entero con un amor universal».

San Justino afirmaba: «Todas las cosas noblemente humanas nos pertenecen». Y desde las entrañas del mundo —en medio del trabajo, de la familia, del ambiente social— seremos precursores preparando los caminos de la salvación que viene de Dios. Con el ejemplo y la palabra «sacudiremos la pereza de los que nos rodean, les abriremos amplios horizontes ante su existencia egoísta y aburguesada, les complicaremos la vida, haciendo que se olviden de sí mismos y los llevaremos a la alegría y a la paz», tal como san Jose María Escrivá describió el trabajo apostólico de los cristianos en medio del mundo.

 

 

María Jesús Pozo. Diputada de Formación