Vinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo SliderVinaora Nivo Slider

San Vicente despidió a Don Marcelino

Publicado en Actualidad

En la noche del pasado 7 de septiembre, vísperas de la Natividad de María, la Feligresía de la Parroquia de San Vicente se reunía en torno a la mesa del altar para despedir a su párroco y N.H.D. Marcelino Manzano Vilches.

 

Nos tocaba despedir a nuestro párroco que llego a San Vicente hace cinco años; un buen amigo que durante este tiempo ha sabido ganarse el cariño, respeto y admiración de toda su Feligresía, hecho que se podía constatar entre los muros mudéjares de San Vicente, que estaban repletos fieles que no querían pasar la ocasión de despedirlo: representantes de Cáritas Parroq

uial San Vicente, Hermandades de la Feligresía de San Vicente, amigos, hermanos en Cristo de otras Hermandades de Archidiócesis de Sevilla, etc.

 

Cinco años llenos de vida y de fe, donde todos hemos crecido de manera personal y espiritual gracias a su dedicación, enseñándonos a caminar siendo testigos del Evangelio.  

Una Eucaristía de despedida, pero más bien de acción de gracias, cargada de emociones y sentimientos, en la que más de una vez la voz de nuestro párroco se quebró bajo el retablo barroco que Cristóbal de Guadix tallara a finales del siglo XVII. Frases como “… Os llevo a todos en mi corazón para siempre…” sirvieron para que la emoción contenida de los fieles, estallara al final de la Eucarística con un caluroso y prolongado aplauso.

Al término de la misma, N.H.D. Alberto Álvarez, diácono de la Parroquia,  le entregó en nombre de toda la Feligresía una imagen de San Vicente Mártir realizada en terracota policromada por el artista sevillano Antonio Daniel Comas Pérez cómo recuerdo de su paso por San Vicente, tras lo cual se mantuvo una animada convivencia en el antiguo refectorio del Convento de las Franciscanas Santa Rosalia.

 

Un nuevo camino le depara las sendas del Señor, D. Marcelino, la dirección espiritual del Seminario Metropolitano de Sevilla, donde le tocará volver a sembrar las semillas del amor que ha dejado en San Vicente y entre sus hermanos de la Hermandad de las Penas. Que Nuestro Padre Jesús de las Penas le guíe en este nuevo caminar, y  que los ojos de su Bendita Madre María Santísima de los Dolores nunca se aparten de los suyos.

  

                                    ¡¡¡ HASTA SIEMPRE D. MARCELINO!!!

 

 

Boletínes

 

Descárgate el último Boletín de la Hermandad aquí

Las Penas en Twitter

Memorias

 

Descárgate la Memoria del ejercicio de la Hermandad aquí