Crónica XII Semana Cultural “Juan Carrero Rodríguez” 2015

Publicado en Actualidad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El lunes 19 de octubre comenzó la XII Semana Cultural con la mesa redonda titulada “Vivencias de la Jornada Mundial de la Juventud” en la que participaron Rvdo. P. D. Alberto Jaime Manzano, N.H.Dª. María Jesús Pozo Morón y N.H.Dª. Cristina Fernández de Sevilla Fernández, siendo moderada por N.H.D. Jose Antonio Macias Peña.  En ella los participantes fueron desgranando sus experiencias, desde los distintos preparativos en sus respectivas diócesis, recibiendo jóvenes de Latinoamerica o Gabón hasta la fiesta de la Fe en la que se convirtió Madrid, pasando por las diferentes formas de recibir “La Cruz de los Jóvenes”, del viacrucis de Sevilla a los bailes de los gaboneses. Además de todo ello María Jesús aportó su experiencia en anteriores Jornadas como las de París, Czestochowa o Roma.

 

Finalmente todos coincidieron en señalar que la Jornada Mundial de la Juventud es una experiencia única que muestra como la Fe es un sentimiento universal que no conoce idiomas ni fronteras y animaron a todos los jóvenes a vivir la experiencia en futuras ocasiones.

 

 

 

 

 

 

El viernes 23 tuvo lugar la visita nocturna al Real Alcázar de Sevilla con una altísima participación por parte de los jóvenes. En dicha visita distintos personajes como Al mutamid, María de Padilla o Isabel II van mostrando las maravillas del palacio sevillano en un recorrido en el que se mezclan el teatro, la música y la danza.

 


 

 

 

 

El sábado 24 se celebró el tradicional partido entre la Junta de Gobierno y la Juventud en el Centro Deportivo Hytasa. En esta ocasión fueron los jóvenes quienes se alzaron con la victoria en un disputado encuentro dirigido por nuestro Hermano Mayor que hizo gala de su imparcialidad. Tras el encuentro se celebró una convivencia en la Casa de Hermandad en la que se comentaron los lances del encuentro, solicitando los miembros de la Junta de Gobierno la revancha del partido, quedando esta emplazada para época navideña.

 

   

 

 

 

 

 

El lunes 26 la misa de Hermandad estuvo dedicada a los jóvenes de la Hermandad que están en el Cielo, siendo oficiada por nuestro párroco Rvdo. P.D. Marcelino Manzano que dedico una gran homilía a los jóvenes en la que, siguiendo las palabras del Santo Padre, pidió a los jóvenes que “armaran lío” y les mostró su total apoyo asegurándoles que siempre le tendrían de su lado.

 

 

 

Tras la misa se celebro el último acto de la semana con la mesa redonda “Lunes Santo de 1990: una experiencia inolvidable” en la que participaron N.H.D. Jose Carlos Orta Cuevas, Diputado de Cruz de Guía aquel año, N.H.D. Alberto Romero Borreguero, Fiscal de Palio y N.H.D. Javier Jiménez Oyarzabal, del equipo de N.H.D. Antonio Santiago que aquel año se hacía cargo de la cofradía por primera vez, siendo moderada por .N.H.D. Francisco Polo Blanco. Durante la charla se repasaron las circunstancias de aquel Lunes Santo, destacando lo distinto que era entonces conocer las evoluciones meteorológicas y como durante la jornada fue todo encajando para que se diera el día como finalmente resulto. Se repasó también el proceso de creación de la cuadrilla del paso de palio, con numerosos ensayos y pruebas para que finalmente ese año el paso saliera por primera vez de San Vicente sin doblar los zancos como se venía haciendo hasta entonces.

 

A medida que avanzó la charla fueron surgiendo anécdotas sobre aquel día, como aquella en la que Jose Carlos, como Diputado de Cruz de Guía, al salir de la calle San Vicente a Alfonso XII se encontró con una fila de coches que subía desde la Plaza del Duque ya que la policía no había cortado la calle ante la ausencia de otras Hermandades en la calle. En aquellos tiempos, recordaron, no existía el CECOP y fueron los propios cofrades de Sevilla, con el Presidente del Consejo de Cofradías de la época a la cabeza, D. Luis Rodríguez-Caso (q.e.p.d.), quienes regularon el tráfico para que la Cofradía pudiera seguir su itinerario, el cual además no sufrió retraso alguno.

 

Finalmente, y tras mas de una hora y medía de charla el encuentro acabó con la conclusión unánime de que una ocasión así es difícil que se repita, y que si en su día ocurrió, fue porque el Espíritu Santo iluminó aquel Cabildo de Oficiales.

Tras la charla tuvo lugar el tradicional pescao frito en el que se siguió comentando aquel año de 1990 y que sirvió para clausurar los actos de la Semana Cultural.